Estrategias para minimizar la escasez de forrajes en zonas con sequías prolongadas en Honduras y Nicaragua uri icon

abstract

  • En Honduras y Nicaragua existen zonas caracterizadas por épocas secas prolongadas (4 a 8 meses) durante las cuales la oferta de forrajes es deficitaria y por el predominio de explotaciones ganaderas de pequeños propietarios en sistemas doble propósito (producción de leche y carne). El Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) y el Instituto Internacional de Investigación Pecuaria (ILRI, sigla en inglés) con la colaboración de socios en Honduras y Nicaragua han venido trabajando con productores en el desarrollo de sistemas alternativos eficientes y de fácil adopción para la alimentación del ganado vacuno durante la época seca. Para el desarrollo de estos trabajos se hicieron encuestas de diagnóstico con el fin de conocer los sistemas de alimentación existentes dentro del ámbito de la finca. En ambos países, las regiones en estudio eran similares y se caracterizaban por una época seca prolongada y por su dependencia de la explotación de ganado en sistema doble propósito y de los cultivos de maíz y frijol. En el estudio se hizo un diagnóstico de la situación de los sistemas de producción pecuaria en cada región tomando como base la oferta y la demanda de pasturas mejoradas o como heno y ensilado. Se presentan algunas alternativas de alimentación animal, se identifican los retos para la investigación y se calculan los costos de establecimiento y producción de diferentes alternativas forrajeras. La recopilación de la información se hizo mediante conversaciones concertadas, interactivas y abiertas a nuevos temas y tópicos, en lugar del tradicional ejercicio consistente en llenar formularios. En las entrevistas se identificaron los sistemas y los problemas de alimentación durante la época seca. En ambos países la producción de leche durante la época de lluvias es similar en todos los tamaños de fincas. Sin embargo, durante la época seca los mejores endimientos se presentaban en las fincas de los grandes productores en Honduras, lo que era debido al acceso de áreas más desarrolladas y a la intensificación de la producción mediante el uso de remesas familiares del exterior. Esta intensificación se reflejaba por un mayor uso de alimentos concentrados, sistemas de corte y acarreo, compra de suplementos de heno y uso de ensilaje de maíz y sorgo forrajero. En Nicaragua los pequeños productores obtenían los mayores rendimientos de leche por vaca en ordeño, en comparación con los medianos y grandes productores. En general se concluye que, en igualdad de condiciones de manejo, la producción de leche durante la época seca era significativamente inferior que en la de lluvias ??no obstante los grandes incentivos económicos durante la primera época?? debido a los costos relativamente elevados que demanda el manejo del hato durante la época seca, incluyendo los costos de oportunidad de la tierra con acceso a agua y el capital asociados con los mayores resultados durante la época seca. Es posible que la investigación cambie la situación de la producción de leche durante la época de lluvias vs. la reducción durante la época seca, ofreciendo alternativas de bajo costo por ejemplo: pasturas mejoradas, heno y ensilaje, árboles forrajeros, pastos de corte y acarreo. También es conveniente promover el trabajo colaborativo con diversos proyectos de desarrollo y ONGs, cuyos esfuerzos tienen que ver, entre otros, con los recursos de agua potable (pozos y bombas), subsidios para adecuación de equipos de riego, saneamiento doméstico, biogas para cocinar, introducción de nuevos materiales forrajeros, construcción de viviendas y reforestación y repoblación forestal

publication date

  • 2005